CERTIFICACIONES DE CASCOS PARA MOTOCICLISTAS

¿Qué quiere decir que un casco para motocicleta esté o no esté certificado?
Todo el equipo de seguridad al rodar en moto son importante sin embargo hay uno que es IN-DIS-PEN-SA-BLE…el casco. Piénsalo así de claro, puedes vivir con una mano, pie, brazo o pierna atrofiados, incluso amputado pero no sin cabeza o cerebro. 
Pero al intentar seleccionar un casco nos topamos con la confusión de si este está certificado o no y aún más, que tipo de certificación tiene. Las certificaciones existen para darte la certeza y confianza de que el casco realmente cumple con los estándares oficiales y te protegerá bajo las condiciones de las pruebas de estas normas. Básicamente, que no es una bacinica pintada de casco de moto que se romperá al primer impacto.
 
Entonces, ¿Qué certificaciones hay y que diferencias tienen?
Aquí te damos una descripción del significado de cada norma y sus diferencias, los pros y contras para que tomes una decisión informada. Porque al final de cuentas…es tu cabeza.
Todas las pruebas conllevan invertir los cascos con un “simulador de cabeza” dentro. El simulador de cabeza es pesado y contiene instrumentos para medir velocidad linear y fuerzas-G. El casco se desliza hacia abajo en un riel a alta velocidad (regularmente a una velocidad aproximada de 7.75 metros por Segundo) y golpea un yunque, el yunque tiene diferentes formas dependiendo de la certificación y la prueba específica aplicada.
Al impacto, se toma una medición de la fuerza G ejercida en el simulador de cabeza. La prueba se repite en el mismo punto de impacto para asegurarse que el casco pueda proteger de múltiples golpes (generalmente dos impactos de fuerza equivalente) en la misma área.
Se realizan otras pruebas tales como la de penetración para asegurarse que la cabeza no sea impactada y la del sistema de retención para asegurarse que el casco no se desprenda en un accidente.
 
¿Realmente que tanto vale una certificación en el mundo real?
Las pruebas son valiosas sin duda. Sin embargo para ser totalmente justos, las pruebas de laboratorio se realizan en ambientes controlados y son consistentes y precisas. En el mundo real, los accidentes son impredecibles y caóticos.
Así pues, un casco que presentó un rendimiento excepcional en las pruebas pudiera no hacerlo tan bien en el mundo real. De igual manera lo contrario, un casco con gran reputación entre los motociclistas pudiera ser vencido por otros durante las pruebas. 
También es prudente mencionar que sirve de muy poco un casco, aun certificado, que no esté bien ajustado o que no sea de la talla correcta.
Y por supuesto recuerda, no importa qué tipo de casco compres, usar un casco siempre es mejor que no usarlo durante un incidente.
Chacomer solo vende cascos certificados y te recomienda usar un casco certificado cada vez que pongas un pie en tu moto.